APOYA A LAS MADRES NECESITADAS

“Toda vida humana, única e irrepetible, tiene valor en sí misma; es de un valor inestimable”

Papa Francisco

Desde ahora y hasta a finales de junio, la Corte Suprema de Los Estados Unidos de América, está programada para emitir su fallo en el caso de una ley de Mississippi que podría revocar o anular significativamente el fallo histórico que legalizó el aborto, Roe v. Wade. Debemos redoblar nuestros esfuerzos para acompañar a las mujeres y parejas que se enfrentan a embarazos inesperados o difíciles, así como ofrecer misericordia a quienes sufren el aborto. Y ciertamente debemos comunicar mejor la respuesta pastoral de la Iglesia que ya existe en nuestras parroquias y en nuestros ministerios.

“¿Qué es este caso Dobbs, de todos modos? ¿Qué se supone que debe pasar?

En mayo de 2021, la Corte Suprema acordó escuchar el caso, Dobbs v. Jackson Women’s Health Organization. El caso involucra una ley en Mississippi que prohíbe la mayoría de los abortos después de que el bebé alcanza las 15 semanas. Jackson Women’s Health, como el único proveedor de servicios de aborto en el estado de Mississippi, presentó una demanda y dijo que la ley viola directamente el caso judicial Roe v. Wade. En respuesta, Mississippi esencialmente pidió a la Corte Suprema que revocara Roe v. Wade como mala ley y, salvo eso, al menos permitiera a los estados limitar los abortos con previabilidad.
 
Si bien es imposible especular qué sucederá, esperamos que la Corte Suprema haga lo correcto y permita que los estados limiten o prohíban nuevamente el aborto y, al hacerlo, proteger a millones de niños no nacidos y a sus madres de esta tragedia.

“Si Dobbs v. Jackson Women’s Health anula a Roe v. Wade, ¿no significa eso que las mujeres en los EE. UU. ya no podrán abortar?”

No. Todo lo que podría significar esta decisión es que cada estado decidirá con qué restricciones permitirá sobre el aborto. En estados como California y Vermont, se seguirá permitiendo el aborto al menos hasta las 24 semanas (cuando la evidencia muestra que los bebés no nacidos sienten dolor).

«¿No es peligroso tener una “diversidad” de diferentes leyes estatales sobre el aborto?»

Se supone que los estados tienen la libertad de tomar decisiones y legislar para la “salud, seguridad y bienestar” de los ciudadanos dentro de sus fronteras. Desde el inicio de nuestro país, los estados han promulgado diferentes leyes sobre casi todos los temas imaginables. Sin embargo, en este momento, las decisiones de la Corte Suprema en Roe v. Wade (1973) y Planned Parenthood v. Casey (1992) impiden que el pueblo estadounidense, a través de sus representantes electos, proteja plenamente la vida humana antes de nacer.

Se ha demostrado que los temores de que miles de mujeres mueran por abortos clandestinos en caso de que las leyes de aborto vuelvan a los estados son infundados, ya que las afirmaciones de que miles de mujeres estaban muriendo por abortos ilegales en el momento de Roe se inventaron con fines políticos. El difunto Dr. Bernard Nathanson, uno de los principales defensores de la legalización del aborto, dijo que él y sus colegas defensores inventaron la “cifra impactante y agradable” de “5000 a 10 000 muertes al año” por abortos ilegales. Si bien cualquier muerte es una tragedia, el número de muertes por abortos de “callejón” no se acerca para nada a estos números. En 1966, antes de que el primer estado legalizara el aborto, 120 madres morían a causa del aborto. En 1972, cuando el aborto todavía era ilegal en el 80 por ciento del país, el número se redujo a 39 muertes maternas a causa del aborto.

Además, las mujeres que buscan un aborto, abrumadoramente no lo buscan para proteger su salud de un embarazo “peligroso”. De hecho, las mujeres que buscan abortar informan, de manera abrumadora, que no lo hacen por razones de “salud”: una encuesta de 2013 muestra que solo el 6% citó alguna preocupación por su propia salud entre las razones del aborto. (Para obtener más información sobre cómo el aborto no apoya la salud de la mujer, consulte esta hoja informativa).

Un estudio innovador de 2012 sobre el aborto en Chile publicado en una revista científica revisada por expertos encontró que la prohibición del aborto en Chile en 1989 no provocó un aumento en la tasa de mortalidad materna (MMR). Por el contrario, luego de la prohibición del aborto, la mortalidad materna disminuyó en un 69,2% en los siguientes catorce años.

“Toda vida humana, única e irrepetible, tiene valor en sí misma; es de un valor inestimable. Esto debe proclamarse nuevamente y siempre con la valentía de la Palabra y la valentía de las acciones. Esto nos llama a la solidaridad y al amor fraterno por la gran familia humana y por cada uno de sus miembros”.
  PAPA FRANCISCOEn el 25° Aniversario de la encíclica de Evangelium Vitae (25 de marzo de 2020)

Roe v. Wade es una «ley establecida». Es un «derecho constitucional fundamental».

En general, EE. UU. nunca se ha «establecido» y aceptado Roe v. Wade. Un “derecho constitucional” al aborto sigue siendo muy cuestionado. Esto se evidencia no solo por la cantidad de leyes propuestas y promulgadas que buscan restringirlo, sino también por la enorme cantidad de grupos comunitarios y activistas que trabajan para derrocarlo.

Para que algo sea un “derecho constitucional fundamental”, debe estar profundamente arraigado en la comprensión de la gran mayoría de los estadounidenses sobre lo que significa la libertad. Si la mitad de los estados quiere prohibir el aborto, en primer lugar, nunca fue parte del tejido estadounidense.

“¡Pero las encuestas muestran que la mayoría de los estadounidenses apoyan Roe v. Wade!”.

La mayoría de los estadounidenses no entienden cuán extremos son los fallos de Roe v. Wade y Planned Parenthood v. Casey. Roe y Casey sostuvieron que incluso en el último trimestre, los estados deben permitir los abortos por razones “psicológicas, emocionales o familiares”. En efecto, esto significa que todos los abortos están permitidos hasta el nacimiento.

Cuando se les pregunta a las personas si apoyan esto, responden NO. Gallup informó en 2018 que solo el 13% de los estadounidenses en realidad apoya el permiso de aborto que resultó con el permiso de Roe y Casey: abortos hasta el tercer trimestre. Y menos del 30 % de los estadounidenses dicen que el aborto “generalmente debería ser legal” en el segundo trimestre.

“¿No se encarcelará a las mujeres por abortar en el futuro?”

Este argumento está diseñado para ahuyentar a la gente del movimiento pro-vida. El movimiento pro-vida busca penalizar a los médicos que se lucran con el aborto, y no a las mujeres.

«¿No es derrocar a Roe solo forzar la religión en las personas?»

Ante la pregunta de si el aborto es un tema religioso, la Corte Suprema ha dicho que no. La preocupación moral por el aborto va mucho más allá de cualquier religión, y estas leyes tienen el propósito secular legítimo de fomentar el parto por encima del aborto. El hecho de que algunas religiones se opongan al aborto no cambia esto. “Que las religiones judeocristianas se opongan al robo no significa que un Estado o el Gobierno Federal no puedan, de conformidad con la Cláusula de Establecimiento, promulgar leyes que prohíban el hurto.”

Los defensores del aborto afirman que, “sin importar cómo nos sintamos acerca del aborto”, no debemos imponer nuestros puntos de vista a los demás. Pero ellos no siguen estos estándares. El punto es cómo nos sentimos acerca del aborto, o más bien, que reconocemos que el aborto es. Si el aborto es un ataque injusto a la vida humana, como creen millones de mujeres y hombres estadounidenses, es un error impedir que los estados legislen contra esta injusticia.

“¿No debería reducirse el aborto cambiando la cultura, y no a través de decisiones o legislación de la Corte Suprema?”

La mayoría de las personas en ambos lados del debate sobre el aborto están de acuerdo en que reducir el número de abortos es un resultado deseable. Sin embargo, en este país, la CDC estima que se realizan más de 600,000 abortos cada año.

El sentido común nos indica que cuando algo se hace legal y accesible, a menudo la gente obtiene más, y cuando algo se hace más difícil de obtener, por lo general la gente obtiene menos. Donde el aborto es legal, las mujeres tendrán menos resistencia a elegirlo cuando sientan que están en una situación imposible. Así también, un mayor numero de las personas alrededor de la mujer embarazada se sentirán cómodas recomendando que se haga un aborto, un factor importante cuando una gran proporción de mujeres reportan sentir cierto grado de presión o abortar para complacer a otra persona, a menudo a su pareja.

La evidencia sugiere que las leyes que restringen la financiación del aborto (como la enmienda Hyde que impide que los fondos de Medical se destinen al aborto) o limitan su disponibilidad, involucran a los padres y brindan a las mujeres más información, reducen la tasa de aborto. 

“Si realmente te preocuparas por las mujeres y por reducir el aborto, ofrecerías anticonceptivos gratuitos”

Mientras que algunos argumentan que los anticonceptivos son la clave para reducir la tasa de aborto, la evidencia del mundo real no lo respalda. En cambio, la investigación muestra que incluso cuando a las mujeres se les proporcionó “anticonceptivos de emergencia” gratuitos con anticipación, la tasa de embarazo y aborto siguió siendo estadísticamente equivalente a la de aquellas a quienes no se les proporcionó. De hecho, la disponibilidad de anticonceptivos y abortos puede aumentar la tasa de embarazos no deseados (así como infecciones de transmisión sexual), ya que los estudios muestran que las personas se involucran en comportamientos más riesgosos y frecuentes si creen que su riesgo se ha reducido.

“Un gran número de mujeres se enfrentarán a embarazos inesperados y traumáticos debido a esto”.

Es posible que un menor “acceso” al aborto en última instancia signifique que menos mujeres enfrentan embarazos inesperados o desafiantes. Desde que el aborto se legalizó en la mayoría de los estados, hemos visto un aumento de embarazos inesperados y desafiantes, no una disminución.

La gran mayoría de los abortos (86% según la CDC) tienen lugar en el contexto de relaciones no matrimoniales, donde las mujeres carecen del apoyo social y financiero del matrimonio. Se ha descubierto que la disponibilidad generalizada de anticonceptivos y abortos ha ayudado a que las relaciones sexuales fuera del matrimonio sean más una norma cultural que, a su vez, conduce a más embarazos fuera del matrimonio, los cuales muchas mujeres no se sienten preparadas para manejar solas.

El juez O’Connor en Planned Parenthood v. Casey escribió que, en general, la gente ha llegado a entender el aborto como el respaldo para una anticoncepción fallida. Si el “respaldo del aborto” está menos disponible, podríamos ver un importante cambio cultural que lleva tanto a hombres como a mujeres a tratar el sexo con mayor respeto y a tener relaciones sexuales con personas solo cuando están listos para tener hijos y cuando estan abiertos a formar una familia. Si esto sucede, la tasa de embarazo fuera del matrimonio podría comenzar a disminuir.

“¿Quién ayudará a las mujeres que no pueden abortar?”

La Iglesia nunca dejará de hacer lo que siempre ha hecho: orar, trabajar y servir hasta el día en que toda vida humana sea protegida por la ley y acogida en el amor. Hasta que llegue ese día, y para siempre, seguiremos cuidando a las mujeres y los niños necesitados, para que cada madre tenga el apoyo para elegir la vida con alegría.

A través de la enorme cantidad de ministerios sociales de la Iglesia, hacemos mucho para ayudar a las madres necesitadas, pero existen tremendas oportunidades a nivel local y parroquial para llegar a las mujeres embarazadas y brindarles el apoyo para elegir la vida.

Durante más de una década, la Arquidiócesis de San Francisco ha apoyado el “Proyecto Gabriel”, un ministerio parroquial donde las parroquias “se ponen los zapatos” de las mujeres embarazadas y madres, para que tengan el apoyo emocional y material que necesitan, para que nadie se quede rezagado.

Los estadounidenses pro-vida de todas las religiones han respondido al fundar miles de centros de atención para embarazos no planeados, y se puede contar con ellos para brindar aún más ayuda según sea necesario. Los activistas pro-vida han estado ayudando a estas mujeres durante por lo menos medio siglo.”

Mientras nuestra nación espera la decisión de la Corte Suprema de los EE. UU. en Dobbs v. Jackson Women’s Health Organization, nos unimos en oración y mucha esperanza de que los estados nuevamente puedan proteger a las mujeres y los niños de la injusticia del aborto. Al afirmar el valor de cada vida humana, acogemos con beneplácito la posibilidad de salvar a innumerables niños por nacer, así como evitar a las mujeres y las familias el dolor del aborto.
  Declaración de los encargados del comité de la Conferencia de Obispos Católicos de EE. UU“Standing with Moms in Need”

Las preguntas y respuestas son cortesía de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos.

Recursos Parroquiales

¡Tenemos recursos para nuestros párrocos y líderes parroquiales laicos en la Arquidiócesis con recursos para madres necesitadas, insertos para boletines, oraciones y más!

¡Permanezca en contacto!

Suscríbase a nuestro boletín electrónico gratuito o revista brillante gratuita para mantenerse al tanto de las últimas novedades sobre Stand With Moms in Need y otras noticias de la Arquidiócesis de San Francisco. Por favor complete este formulario a continuación.

CITAS AL PIE DE PAGINA

1 - Expert Report of Kanwaljeets. Anand (Jan 15, 2004),
http://www.nrlc.org/uploads/fetalpain/AnandPainReport.pdf; Stuart W.G.
Derbyshire & John C. Bockmonn,“Reconsidering Fetal Pain,”J Med Ethics 2020; 46:3–6,
https://jme.bmj.com/content/medethics/46/1/3.full.pdf
2 - Bernard Nathanson, Aborting America (New York: Doubleday, 1979), 193.
3 - From the U.S. Bureau of Vital Statistics Center for Disease Control,
as cited in Dr. and Mrs. J. C. Wilke, Abortion: Questions and Answers,
revised edition (Cincinnati: Hayes Publishing, 1990), 169.
4 - Ibid.
5 - M. Biggs et al., “Understanding why women seek abortion in the US,”
BMC Women’s Health13.29 (2013) 1-13 at 6 (Table 2).
6 - Elard Koch, et al., "Women's Education Level, Maternal Health Facilities,
Abortion Legislation and Maternal Deaths: A Natural Experiment in Chile from
1957 to 2007," PLoS ONE 7, no. 5 (May 2012), http://journals.plos.org/plosone/
article?id=10.1371/journal.pone.0036613.
7 - See https://www.guttmacher.org/article/2016/01/last-five-years-account-
more-one-quarter-all-abortion-restrictions-enacted- roe.
8 - Doe v. Bolton, 410 U.S.179, 192 (1973).
9 - Gallup News Service, "Gallup Poll Social Series: Values and Beliefs"
(May 1–10, 2018), Q.15,
http://news.gallup.com/file/poll/235634/ 180613AbortionTrimesters.pdf
10 - See e.g. https://cruxnow.com/interviews/2018/02/05/new-pro-life-
movement-aims-rethink-approach-end-abortion/; https://www.rehumanizeintl.org/
single-post/2017/06/06/After-Abortion-The-Hard-Questions.
11 - Harris v McRae, 448 U.S. 297 (1980) at 319.
12 - Priscilla Coleman, et al., "Women Who Suffered Emotionally from Abortion:
A Qualitative Synthesis of Their Experiences" Journal of American Physicians
and Surgeons 22, no. 4 (Winter 2017), 115, http://www.jpands.org/vol22no4/
coleman.pdf.
13 - Michael J New, "Analyzing the Effect of Anti-Abortion US State Legislation
in the Post-Casey Era," State Politics and Policy Quarterly 11, no. 1
(March 2011), 42, http://journals.sagepub.com/doi/ abs/10.1177/1532440010387397
14 - United States Conference of Catholic Bishops, "Fact Sheet: Emergency
Contraception Fails to Reduce Unintended Pregnancy and Abortion," June 5, 2014,
(citing authority), https://www.usccb.org/issues-and-action/human-life-and-
dignity/contraception/fact-sheets/emergency-contraception-fails-to-reduce-
unintended-pregnancy-abortion.cfm.
15 - For more information, see USCCB fact sheets: "Emergency Contraception
Fails to Reduce Unintended Pregnancy and Abortion," and "Greater Access to
Contraceptives Does Not Reduce Abortions," March 17, 2011, https://www.usccb.
org/issues- and-action/human-life-and-dignity/contraception/fact-sheets/
greater-access-to-contraception-does-not-reduce-abortions.cfm.  16 Yellen,
Janet L. et al. “An Analysis of Out-of-Wedlock Childbearing in the United
States.” The Quarterly Journal of Economics, Vol. CXI, Issue 2 (May 1996):
277-317.
17 - Casey, page 856: “[F]or two decades of economic and social developments,
people have organized intimate relationships and made choices that define
their views of themselves and their places in society, in reliance on the
availability of abortion in the event that contraception should fail.”
18 - http://www.thepublicdiscourse.com/2011/01/2380/.